Iglesia de San Juan Bautista

Iglesia de San Juan Bautista

Llegar a Moarves de Ojeda y emocionarse ante la encarnizada fachada románica de la iglesia de San Juan Bautista es un sentimiento imposible de controlar. Los rojizos sillares de su nave de culto hicieron que don Miguel de Unamuno la entronizara en sus sabios escritos como la “encendida encarnadura”, evocación realista del artista en sus viajes por estas tierras castellanas. El templo fue declarado monumento Histórico-Artístico en el año 1931 pero sus habitantes y custodios la han proclamado como el mejor ejemplo de legado románico, que salpica la campiña de estos lares provinciales en la comarca de la Ojeda.

Se estructura en una sola nave con cabecera poligonal. El templo aporta del siglo XII las paredes norte y sur, al mediodía se ubica la bella portada del “excepcional apostolado”, se compone de cinco arquivoltas de medio punto decoradas con alternancia de ajedrezado, baquetones y hojas de acanto, aporta imponentes recursos escultóricos: vegetales, juglares, hombre sentados, guerreros, leones y sin poder faltar el icono característico habitual, Sansón desquijarando al león. El gótico también deja huella en la iglesia, aspecto artístico que modificó la fachada occidental, dejando para la posterioridad una fabulosa espadaña donde anida la cigüeña.  El friso eclipsa por su belleza el resto del conjunto, sobresale del cuerpo de la portada, ornamenta una lucha entre un caballero contra un monstruo, un hombre con orejas de asno, entre otros. Pero es la parte central quien muestra la gran divinidad del cantero tallador, preside la composición un Cristo en Majestad rodeado por los símbolos de los evangelistas, dando lugar al Tetramorfos, flanqueado por un apostolado identificado por los libros o las filaterías con sus respectivos nombres.

A ambos lados de la fachada se abren dos ventanas con doble arquivolta, que descansan sobre sencillos capiteles vegetales con grifos afrontados. En el muro norte, se conserva una sencilla colección de canecillos así como una pequeña portada compuesta por tres arquivoltas apuntadas sobre jamabas y capiteles con capiteles de inspiración andresina. En el interior, la nave está cubierta con madera y la cabecera con bóveda de crucería. La pila bautismal, del siglo XIII, se decora con un Cristo sedente bendiciendo, rodeado de un apostolado. Las figuras aparecen enmarcadas en una arquería, ofreciendo una imagen enigmática a esta composición escultórica de Moarves de Ojeda.

No te puedes perder...
Lugar de interés
Iglesia San Pedro de Ojeda
1,3935Km
Lugar de interés
Monasterio de San Andrés de Arroyo
2,4254Km
Lugar de interés
Iglesia de Santa Eufemia de Cozuelos
3,0484Km
Lugar de interés
Iglesia Nuestra Señora de la Asunción
5,1272Km
Lugar de interés
Iglesia de la Asunción
5,6260Km

Iglesia de San Juan Bautista

Calle Real Moar, 9
34486