Logo Turismo

Ermita de San Pelayo

A un escaso kilómetro de Villacibio se encuentra la ermita rupestre de San Pelayo, tal vez antiguo eremitorio. Oculta en el pago conocido como la Revilla y excavada en roca arenisca, está inserta en el Geoparque Mundial Unesco las Loras. Se la conoce como “Cueva de San Pelayo” y aunque responde a la expresión de las primeras devociones del cristianismo en el mundo rural, aparece citada en una cesión del Convento de Santa María de Mave al prior del Convento de San Salvador de Oña, firmado por Doña Urraca en el siglo XII.  En 1945 su entrada fue sellada para evitar a mendigos y maleantes y en la década de los 80 se instaló una verja de hierro.

Se trata de una pequeña ermita-cueva de una sola nave, dividida en dos partes en origen por un semimuro, hoy casi desaparecido, daba paso al presbiterio y ábside. Allí dos arcos, uno de medio punto y otro de herradura, dan paso a unas pequeñas hornacinas o nichos para depositar los objetos de la liturgia o reliquias, a modo de credencias. En su entorno, la huella de habitáculos queda patente a pesar de la erosión. Sin embargo, no hay evidencias de una necrópolis asociada a ella, aunque en un monte cercano algunas tumbas antropomorfas invitan a pensar una posible relación.

No te puedes perder...
Lugar de interés
Iglesia de San Miguel Arcángel
0,1330Km
Lugar de interés
Iglesia de Nuestra Señora
1,5786Km
Lugar de interés
Iglesia del Salvador
1,7396Km
Lugar de interés
Iglesia Santa María de Mave
2,8447Km
Lugar de interés
Iglesia de San Andrés
3,4580Km

Ermita de San Pelayo