Localidades

Compartir enlaces
Ampudia
Rutas turísticas:
Campos. Tierra de Iglesias y Museos
Ampudia
Dirección: Conde Vallelano 1
Localidad:AMPUDIA
Teléfono:979 768 025
Fax:979 768 025

Ampudia

Colegiata de San Miguel

Colegiata1

La Colegiata de San Miguel, es junto con el Castillo, uno de los edificios más emblemáticos del Municipio. Comenzó a construirse en el siglo XII, culminando en el XVI. De estilo gótico renacentista, se compone de un templo y una torre, conocida como la Novia de Campos por su espectacular belleza.

El templo se compone de tres naves de gran capacidad, adornadas con bóvedas de crucería y estrelladas. Junto a los retablos de estilo renacentista, plateresco y barroco, se pueden admirar las capillas de Santa Ana y San Ildefonso.

Además, en su interior se alberga un magnífico órgano barroco, construido en 1779 por Tadeo Ortega, así como numerosas piezas de imaginería y relieve, donde percibimos la huella de autores tan importantes como Diego de Basoco, Pedro Martínez de la Colina, Esteban Jordán, Alejo de Bahía, Pedro Ortiz el Viejo, Vasco de la Zarza y seguidores de Gregorio Fernández y Vigarny.

La hermosa torre, se compone de siete cuerpos separados por impostas y se asienta sobre una construcción románica. La construcción se completó entre 1541 y 1561, siendo su artífice Juan Escalante y trabajando en el remate Gaspar de Solórzano. Alcanza los 63 metros de altura.

En el año 1607, la riqueza artística del templo se vio ennoblecida con el traslado de la Colegiata de Husillos (Palencia) a Ampudia, siendo su promotor D. Francisco de Sandoval y Rojas, Duque de Lerma, cuya concesión la alcanzó de Felipe III.



Castillo de Ampudia

Castillo2

El castillo de Ampudia es, el más importante y mejor conservado de la provincia de Palencia. Fue construido entre los siglos XIII y XV, siendo declarado monumento nacional el 3 de julio de 1931.

De arquitectura gótica, presenta una planta trapezoidal que cuenta con tres torres cuadradas en las esquinas (la cuarta torre se derrumbó debido a que las bodegas que había al lado del castillo, horadaron sus cimientos), la mayor de las cuales se corresponde con la llamada torre del homenaje. Presenta una fachada de elegante aspecto, distribuida simétricamente y ornamentada con bellas escaraguaitas de traza flamenca y un escudo del Duque de Lerma.

Como nota curiosa, podemos decir que en este castillo, se firmó el documento por el cual se produjo el cambio de capitalidad de Valladolid a Madrid.

Entre los Señores que han poseído el castillo cabría destacar al Conde de Salvatierra, D. Pedro de Ayala, que abrazó la causa comunera dando lugar al hecho de armas conocido como la Batalla de Ampudia, entre los partidarios del emperador y las tropas acaudilladas por el obispo Acuña. Además podemos citar a D. Juan de Alburquerque (1280-1354), Duque de Lerma, la Casa Ducal de Alba y el Conde de La Granja. Y como huéspedes destacados del castillo mencionaremos a Dña. María de Molina, el Rey Fernando el Católico y Carlos V.

A principios del siglo XVII se convierte en titular del señorío Francisco Gómez de Sandoval y Rojas, Duque de Lerma y favorito del rey Felipe III, al que atrajo en distintas ocasiones a la Villa, convirtiéndose el castillo en sede ocasional de la corte y siendo éste su periodo de máximo esplendor.

A partir de entonces el castillo entrará en un largo periodo de abandono hasta ser adquirido, en 1960, por D. Eugenio Fontaneda Pérez, el cual, desarrolló un arduo proceso de restauración que ha llevado a la recuperación de este histórico edificio.

Además, fruto de su labor coleccionista, el castillo alberga una gran y variada colección de antigüedades que se distribuyen en las diferentes salas: arqueología, arte sacro, artes populares, juguetes, armas, etnografía, etc.

Calles de Ampudia

Los nombres de las calles tienen relación con su trazado, con los oficios y con personajes que se dedicaron a lograr el bienestar de los ampudianos Francisco Martín Gromaz, ingeniero naval; Doña Josefa Gromaz, maestra; Fray Marcelino Gutiérrez y Aristóbulo Llorente.

En cuanto a las casas, diremos que suelen tener dos alturas. Sus muros son espesos para protegerse de las temperaturas. En su mayoría son de adobe y ladrillo, lo que las otorga un color gris o blanco sucio. Posteriormente se encalaron y en la actualidad suelen pintarse en tonos ocres y beige.

En su exterior vemos el alero y los canes en la parte más alta. Sus ventanas no suelen ser muy grandes por la temperatura y también a causa de la inseguridad social vivida en determinadas épocas. Las puertas, de madera, sencillas y resistentes.

En su interior suelen tener los dormitorios en el piso superior, y sobre ellos el desván. En el piso inferior: zaguán, cocina, despensa, comedor, patio o corral, y en muchas ocasiones con pozo, gallinero, pajar, cuadra, marranera…

El sistema de calefacción de estas casas, que todavía hoy perdura en muchas de ellas, es la gloria o enroje.

Las dos calles principales, Corredera y Ontiveros, son porticadas, es decir, las casas reposan en rústicos troncos de árboles o columnas de piedra formando una estructura de soportales que se mantienen en pie desde el siglo XVII (aunque algunos postes datan del siglo XIII). Estos soportales servían para resguardarse del frío y las inclemencias del tiempo. En tiempos de Felipe III, Ampudia posee la feria franca (no pagar impuestos por vender) y es en estas calles principales donde se sitúan los comerciantes. Los nombres de las calles tienen relación con su trazado, con los oficios y con personajes que se dedicaron a lograr el bienestar de los ampudianos Francisco Martín Gromaz, ingeniero naval; Doña Josefa Gromaz, maestra; Fray Marcelino Gutiérrez y Aristóbulo Llorente. Además hoy en día podemos encontrar todavía antiguas hornacinas como la de San Juan en la C/ Duque de Alba, la de San Antón en la C/ Corredera y la de la Virgen de Alconada en la C/ Ontiveros.

Hospital de Nuestra Señora de Clemencia, Museo de la Medicina.

Museo de la Medicina, un espacio expositivo que permite al visitante descubrir cómo funcionaba la ciencia hace un siglo y que se ha convertido en uno de los pocos recintos de estas características en toda la geografía española. El espacio, ubicado en el Antiguo Hospital de Santa María de la Clemencia, muestra material médico y quirúrgico desde finales del siglo XIX y recrea incluso cómo era una consulta médica o un quirófano en la época.

En total, se exponen más de 200 piezas que el Colegio Oficial de Médicos de Palencia ha venido recopilando en los últimos años, gracias a las donaciones de antiguos colegiados con el único fin de conservarlos. Gracias a ello, se ha materializado por fin un proyecto en el que el organismo venía trabajando desde hace años y que ha dado como fruto un recinto museístico de gran interés para los amantes de la medicina y el público en general.

El museo se estructura en tres espacios que abordan la historia de la medicina, con paneles explicativos desde la época prehistórica y medieval hasta la medicina moderna; la historia del Colegio de Médicos de Palencia, que muestra, entre otros, el primer libro de actas de la entidad y fotografías de los presidentes y colegiados desde finales del siglo XIX y otro apartado dedicado a distintas especialidades médicas. Además, se han colocado diversas vitrinas destinadas específicamente al legado de personajes ilustres de la provincia, como Simón Nieto, cuya familia cedió diverso material al colegio para su exposición al público.

MuseoMedicina 0

 

Museo Arte Sacro

Museo-y-vistas-Ampudia-037-1600x1200

Ubicado en el Antiguo Convento de San Francisco, fundado en el siglo XVII por el Duque de Lerma, Valido del rey Felipe III.

De su construcción queda la Iglesia, del renacimiento tardío y decoración mudéjar. Posee planta de cruz latina con bóveda semicircular en el cuerpo y rebajada en el transepto. Los arcos de ladrillo de medio punto, daban acceso al claustro hoy desaparecido, huerta, campo santo y dependencias conventuales.

Las leyes desamortizadoras de la primera mitad del siglo XIX significaron el fin de la institución. No obstante, se celebraron cultos litúrgicos hasta 1940.

En este año pasa a ser utilizado por los labradores del pueblo como silo de grano de cereal. En 1990 pasa a ser del Ayuntamiento, comenzando éste su rehabilitación con el proyecto de convertirse en el actual Museo de Arte Sacro.

El nuevo Museo de Arte Sacro de Ampudia es, sin lugar a dudas, por el valor de sus piezas artísticas, uno de los más importantes de la provincia de Palencia. En su interior podemos descubrir un gran número de piezas escultóricas, pictóricas y orfebres. Hablamos de un museo de gran riqueza patrimonial en el que se pueden encontrar obras que van desde el siglo XII hasta el siglo XVIII.

Tomás de Sierra, Pedro de Ávila y el Maestro de Paredes, son algunos de los genios que dejaron su impronta en la Villa, tanto en escultura como en pintura, sin olvidar las valiosas tallas y pinturas de autores anónimos. El museo guarda también una amplia colección de ropajes litúrgicos y otra de cantorales, así como una nutrida representación de cálices, cruces procesionales, Vírgenes, báculos, cuadros, muebles, lienzos, crucifijos, candelabros, cetros y muestras de todo aquello que tuvo o tiene que ver con el universo religioso de la Iglesia Católica y su incidencia en Ampudia.

 

Ecomuseo La Huerta de Valoria

Este nuevo proyecto, Premio Regional de Medioambiente 2005, ofrece al visitante la capacidad de interactuar mediante actividades que, de forma lúdica y sencilla (sacar agua con una noria en la huerta, contemplar una abeja a través de lupas binoculares, aprender las relaciones sociales de estos insectos, disfrazarse de apicultor o portar una palmatoria para bajar a una bodega), permiten disfrutar de lo que se muestra e interiorizar los contenidos y vivencias que se pretenden trasmitir.

CONSULTA LOS HORARIOS DE VISITA EN ESTE ENLACE

CONSULTA EXPOSICIONES Y EVENTOS EN LA LOCALIDAD

Actividades Principales:
Principales: Agricultura y ganadería

Historia:
Ampudia pertenece al Partido Judicial de Palencia y a la Mancomunidad de Aguas Campos-Alcores-Alcor-Campos.
Declarada Conjunto Histórico-Artístico por Decreto 534/1965, de 25 de febrero, Premio Provincial de Turismo año 2002 y Premio "C" de Turismo, año 1991, de acuerdo con la Orden de 30 de diciembre de 1991, de la Consejería de Cultura y Turismo., Ampudia era conocida por los primitivos colonizadores de la villa como Fons Púdica, por hallarse una fuente escondida entre zarzas y maleza en el lugar. En el municipio es recomendable la visita al Castillo, propiedad de la familia Fontaneda.
El escudo de Ampudia refleja fielmente la denominación primitiva del pueblo. Junto a otros motivos destaca una fuente protegida por dos leones rampantes.

Superficie:133 Km2.
Población:677 habitantes.
Distancia:26 kilómetros.
Gentilicio:Ampudianos.
Textos Relacionados:
Localización:
Servicio de Turismo - Diputación de Palencia. Calle Mayor, 31 34001. Palencia. Telf: 979 70 65 23